• KINEHAUS

Síndrome del túnel carpiano

Actualizado: jul 9

El síndrome del túnel carpiano es una afección frecuente que causa dolor, entumecimiento y cosquilleo en la mano y el brazo. La afección se presenta cuando uno de los nervios principales de la mano, el nervio mediano, se pinza o comprime cuando pasa por la muñeca.


En una etapa temprana, los síntomas generalmente se pueden aliviar con medidas sencillas, como usar una férula ara muñeca o evitar determinadas actividades.

Sin embargo, si continúa la presión sobre el nervio mediano, puede producir un daño al nervio y empeorar los síntomas.



ANATOMÍA

El túnel carpiano es un conducto estrecho en la muñeca, de aproximadamente una pulgada (2,5 cm) de ancho. El piso y las paredes del túnel están formados por pequeños huesos de la muñeca llamados “huesos carpianos.” El techo del túnel es una banda resistente de tejido conectivo llamado “ligamento transverso del carpo.” Debido a que estos límites son muy rígidos, el túnel carpiano tiene poca capacidad para “estirarse” o aumentar su tamaño.



DESCRIPCIÓN

El síndrome se presenta cuando se estrecha el túnel o cuando se inflaman los tejidos que rodean a los tendones flexores, lo que ejerce presión sobre el nervio mediano. Estos tejidos se llaman “membrana sinovial.” Normalmente, esta membrana lubrica los tendones, facilitando el movimiento de los dedos.

Cuando se inflama la membrana sinovial, ocupa lugar en el túnel carpiano y, con el transcurso del tiempo, presiona al nervio. Esta presión anormal en el nervio puede dar como resultado dolor, entumecimiento, cosquilleo y debilidad en la mano.



CAUSAS

La mayoría de los casos del síndrome del túnel carpiano están causados por una combinación de factores.

Existen factores de riesgo de padecer síndrome del túnel carpiano, en donde se incluyen los siguientes:

  • Hereditario. Probablemente este es un factor importante. El túnel carpiano puede ser más pequeño en algunas personas o puede haber diferencias anatómicas que cambian el espacio disponible para el nervio. Estos rasgos pueden ser hereditarios.

  • Uso repetitivo de la mano. Repetir los mismos movimientos o las mismas actividades de la mano y la muñeca durante un período prolongado puede perjudicar los tendones de la muñeca, lo que causa inflamación que ejerce presión sobre el nervio.

  • Posición de la mano y la muñeca. Hacer actividades que implican flexión o extensión extremas de la mano y la muñeca durante un período prolongado puede aumentar la presión sobre el nervio.

  • Embarazo. Los cambios hormonales durante el embarazo pueden causar inflamación.

  • Enfermedades. La diabetes, la artritis reumatoide y el desequilibrio de la glándula tiroides son afecciones que están relacionadas con el síndrome del túnel carpiano.


SÍNTOMAS

Los síntomas del síndrome del túnel carpiano pueden incluirlos siguientes:

  • entumecimiento, cosquilleo, ardor y dolor, principalmente en los dedos pulgar, índice, medio y anular;

  • sensaciones ocasionales similares a un espasmo que se irradia hacia los dedos pulgar, índice, medio y anular;

  • dolor o cosquilleo que se extiende por el antebrazo hasta el hombro;

  • debilidad y torpeza en la mano, esto puede dificultar los movimientos finos, como abotonarse la ropa;

  • dejar caer objetos; a causa de la debilidad, el entumecimiento o la pérdida de propiocepción (percepción de dónde se encuentra la mano en el espacio).

En la mayoría de los casos, los síntomas del síndrome del túnel carpiano comienzan gradualmente, sin una lesión específica. Al principio, muchos pacientes descubren que sus síntomas aparecen y desaparecen. Sin embargo, a medida que empeora la afección, los síntomas pueden presentarse con más frecuencia o pueden persistir durante períodos más prolongados.

Son muy comunes los síntomas durante la noche. Debido a que muchas personas duermen con la muñeca flexionada, los síntomas lo pueden despertar. Durante el día, generalmente los síntomas se presentan cuando sostiene algo durante un período prolongado con la muñeca flexionada hacia adelante o hacia atrás, como cuando usa el teléfono, conduce o lee un libro.

Muchos pacientes descubren que mover o agitar las manos ayuda a aliviar los síntomas.



TRATAMIENTO

Aunque es un proceso gradual, para la mayoría de las personas, el síndrome del túnel carpiano empeorará con el transcurso del tiempo si no recibe algún tipo de tratamiento. Por este motivo, es importante evaluar y diagnosticar de manera temprana. En las primeras etapas, puede ser posible demorar o detener la evolución de la enfermedad.


Algunos ejercicios de flexibilidad pueden ayudar a disminuir los síntomas y a controlar el dolor. Aquí te entregamos algunos ejercicios simples de realizar en casa:

  1. Elongar la musculatura flexora de muñeca y mano manteniendo tensión por 30 segundos.

  2. Elongar la musculatura extensora de muñeca y mano manteniendo tensión por 30 segundos.


3. Movilizar los tejidos de la mano realizando extensión de dedos desde la posición empuñada. Luego extender el pulgar. Ambos ejercicios realizarlos durante 30 segundos.



Todos los ejercicios deben ser supervisados por un profesional, la individualidad es clave en el éxito de un tratamiento físico.


Para mayor información no dudes en visitarnos.


Extracto de publicación realizada en AAOS en 2019


9 vistas